Tratamientos

Carboxiterapia Corporal

administrador_depilasser Medicina Estética Corporal, Tratamientos

Desde tratar problemas de varices hasta combatir la celulitis y la flacidez de la piel, pasando por la eliminación de los cúmulos de grasa resistentes, la carboxiterapia tiene infinitas aplicaciones para mejorar la belleza y salud de nuestra piel.

¿En que consiste?

La Carboxiterapia es una de las técnicas más empleadas para combatir celulitis , flacidez y grasa localizada . Es un método mínimamente invasivo que consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones. La inyección de CO2, produce en la circulación una mejora del intercambio gaseoso, reestableciendo la microcirculación, aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo.

Éste actúa nada más ser inyectado: una parte se adhiere a la grasa y el resto se dirige al torrente sanguíneo, entrando en contacto con la hemoglobina y provocando la generación de oxígeno y, como consecuencia, incrementando el riego sanguíneo de la zona tratada. El aumento de oxígeno, además, estimula la combustión de las grasas, lo que hace que la Carboxiterapia sea eficaz en el tratamiento de la celulitis.

El tratamiento

No es necesaria la aplicación de anestesia, aunque el profesional médico puede aplicar una crema anestésica por la zona en la que se realizarán los pinchazos, evitando así posibles molestias al paciente.

Una vez terminado el procedimiento el paciente puede volver a retomar su actividad diaria habitual, únicamente no podrá sumergirse en bañeras o piscinas durante 24 horas. Este tipo de tratamiento no suele tener efectos secundarios más allá de algún pequeño moratón o inflamación como consecuencia de los pinchazos recibidos, o bien, un poco de escozor, picor o ardor en la zona.

 

 

Sesiones

Una sesión del tratamiento de carboxiterapia dura unos 30 minutos en promedio. Según la intensidad de la celulitis se recomienda 1 o 2 veces por semana según recomendación médica. El número total de sesiones deberá ser valorado por nuestro médico especialista ya que depende de cada paciente y el problema que presente.

 

¿Quién puede utilizarlo?

Este tratamiento está dirigido a cualquier persona que quiera mejorar la circulación de la sangre, disminuir la grasa localizada, la celulitis y mejorar de manera general la piel en la que se aplica el tratamiento.

 

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *