Tratamientos

Higiene facial completa

administrador_depilasser Tratamientos, Tratamientos Estéticos

Una limpieza facial profunda es vital para cuidar la salud de la piel y procurar su bienestar y juventud.

La piel de nuestro rostro está permanentemente expuesta al polvo y, en definitiva, a la contaminación de la calle que ensucia y obstruye los poros del rostro. Aunque no nos maquillemos es necesario limpiar la piel a diario para eliminar restos de cremas, productos y radicales libres.

Los principales factores de contaminación que afectan a la calidad de nuestra piel están relacionados con el sol, el clima, el viento, la contaminación, el cigarrillo, la alimentación, el maquillaje… todo se refleja en nuestra piel, por ello debemos cuidarla en profundidad y buena higiene facial profesional es lo ideal para prevenir y cuidar nuestra piel de imperfecciones, pero sobre todo para tener un aspecto y piel saludables.

 

¿En qué consiste?

A pesar de que seamos metódicos en la limpieza diaria en casa, siempre  quedan restos que exigen un tratamiento más profundo. La higiene profesional completará  nuestros pequeños rituales de limpieza cotidianos. No se trata de un tratamiento rejuvenecedor o iluminador (por poner ejemplos); su objetivo es limpiar en profundidad células muertas, poros obstruidos y comedones  así como  mejorar la circulación del rostro y tonificar sus músculos mediante masajes específicos.

 

Su realización se basa en la remoción de impurezas de la piel y células muertas para devolverle energía y salud al rostro.

De esta manera ayuda a retardar el envejecimiento de la piel, elimina y remueve las impurezas y células muertas, ayuda a remover los puntos negros, estimula y mejora la absorción de productos cosméticos, aumenta la hidratación y un sinfín de beneficios para tu piel.

Una vez terminada la higiene facial, la piel está preparada para aprovechar al máximo las propiedades de los cosméticos que usamos a diario o realizar cualquier tratamiento específico en cabina y aprovechar así al máximo sus efectos.

 

¿Cada cuánto tiempo debemos hacernos una higiene facial?

No hay una respuesta única. El mínimo es una vez al año, el máximo depende de cada tipo de piel.

Una piel normal debe hacerse una limpieza de cutis cada dos o tres meses.

Las pieles maduras o con tendencia a ensuciarse pueden necesitar más ayuda, con lo que deberían hacerse una Higiene cada seis semanas. Hay pieles más problemáticas que pueden necesitar una limpieza incluso más a menudo.

Aconsejamos una higiene facial profunda con cada cambio de estación para preparar y limpiar en profundidad la piel, una higiene profunda en la piel ayuda a que los productos cosméticos que utilizamos diariamente en nuestra rutina diaria hagan su máximo efecto, además de lucir una piel bonita y saludable.

 

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *